El perro y el vinilo

captura de mondosonoro.com

captura de mondosonoro.com

Jake Williams, así es su verdadero nombre, ha sabido jugar muy bien sus cartas; logrando ganar todos los órdagos que ha echado tanto a la industria discográfica, como a promotores, salas y, por supuesto, seguidores.

Anonimato revulsivo

El artista se dio a conocer entre el gran público como un gran desconocido. Nadie sabía quién era el compositor que se escondía bajo su primer seudónimo, JX, y que regalaba toneladas de energía electro en cada uno de los tracks que subía a su abarrotado Myspace.
Pronto surgió su nueva identidad, Rex the Dog, y con ella toda clase de especulaciones en torno a la imagen que se asociaba al artista. Seguía siendo un desconocido, pero ahora había añadido la imagen de un pequeño perro blanco a todas sus producciones.
El sensacionalismo de la prensa especializada en torno a la figura del dj no hizo más que cotizar su presencia en cualquier festival electrónico que surgiera, logrando colocar su propuesta entre los grandes eventos musicales europeos.

Reseña añeja

2008 fue el año elegido por el artista para volar todo por los aires. Ese año se publicó la primera reseña de Rex the Dog en formato LP, la cual se tituló The Rex the Dog Show. I can see you, can you see me? fue el tema elegido por el productor como adelanto de este álbum.
El trabajo, compuesto por 14 canciones, es un homenaje y a la vez una revisión de todo el electro pop iniciado por Kraftwerk y explotado por Depeche Mode. Desde el mismo prisma musical de grupos coetáneos como Daft Punk o Boys Noize, Rex the Dog realiza sus propias versiones de temas de The Knife o The Sounds.
Si alguna pega se le puede sacar a un disco que, en algunos momentos, roza la perfección es que muchos de los temas que componen el álbum fueron publicados con anterioridad a modo de EP´s o remezclas.
No obstante, este aspecto no ha sido un contratiempo dentro de la flagrante carrera del artista, el cual ha visto como su popularidad ascendía como la espuma a cada actuación que daba. Servidor puede dar buena nota de ello tras ver al público madrileño absolutamente entregado en su última actuación en la mítica sesión Low.

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *