Haciendo mucho ruido

captura de shakeyourassrec.com

captura de shakeyourassrec.com

Desde luego no es mi intención insinuar que estemos en ciernes de que nazca una nueva Movida Madrileña. Para nada, eso ocurrió de manera motivada y no volverá a pasar. Lo que sí es cierto es que hay gente en la capital que está intentando trasladar el espíritu guerrillero a las pistas de baile.

Terroristas electrónicos

Void Camp es una formación madrileña surgida por la unión de Clara Klark The What, Kaze y Ed is Dead.
Con solo un EP de dos temas publicado (Waking Life EP), han conseguido centrar una gran cantidad de miradas en todo lo que hacen. No es para menos, en dos canciones han logrado hacer más ruido que mucho otros en su discografía entera. Para los que seguís nuestra web, la mejor manera de describir lo que hacen es definiéndolos como los Sleigh Bells patrios. De hecho, considero que es una definición muy acertada a expensas de que nos muestren más material nuevo.
Void Camp mezclan el scratch con las guitarras, las melodías con los gritos y la actitud con las poses. Visualmente, su propuesta no destaca por la originalidad. No obstante, gracias al trabajo realizado por la gente de Ziontifik Films, han conseguido tener una buena base audiovisual para mostrarnos cómo se las gastan en sus conciertos.

Proyectos paralelos

Aprovechando el tirón popular de bandas afines a su concepción de música como The Zombie Kids, el grupo ha conseguido colar su propuesta en la noche de los jueves gracias a la creación de la sesión Araña, en la cual Clara se junta con Santi The Warriors para dar rienda suelta a su creatividad electrónica. Tras cerrar la sala Flamingo, lugar donde realizaban su sesión, ahora podremos encontrarlos en la sala Shangai.
Sus shows son un ejercicio de estilo en el que bajo una pose punk se mezclan temas de Rage Against The Machine, The Prodigy, House of Pain o Simian Mobile Disco.
Todos sabemos que estos espectáculos ya no son nada del otro mundo, pero a todos nos gusta escuchar borrachos el Killing in the name.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *