El nacimiento de un DJ: Vicente Sánchez Cebrián (II)

Vicendj, Flyer

Vicendj, Flyer

Sus preferencias musicales son muy variadas, aunque para él “lo que hace que una canción pueda ser radiada o no es simplemente su calidad”. Aun así, el estilo que predomina cuando asume los mandos del ambiente es “el pop-rock-indie de todas las épocas, desde los años 60 hasta la actualidad”. A menos que la sangre no te corra por las venas o seas sordo como una tapia, asistir a una de sus sesiones en el Peppers garantiza que acabarás bailando sin ninguna contención, poseído por una suerte de frenesí colectivo que tiene mucho que ver con las buenas elecciones de un DJ que nadie diría que acaba de nacer.

Estrategias y adaptación

“Siempre tienes estrategias que funcionan. Sabes que hay determinadas canciones que pegan en un momento concreto, otras que suben el ánimo de la gente y muchas que si no van detrás de otras pierden el sentido”, explica Vicente. Según él, “lo lógico es que te estructures un poco la sesión y tengas una idea global de cómo va a ser y por dónde va a ir, pero la realidad es que luego hay que estar atento al ánimo y las circunstancias del garito para poder adaptarse rápidamente a las necesidades de cada momento”.

Cuestión de criterios

Y es que “la gran mayoría de las veces buena parte de la planificación se va al traste y lo que predomina es la improvisación”. Ningún problema, porque Vicendj disfruta especialmente cuando se ve obligado “a ir cambiando el guión en función de las circunstancias”. Se trata de descubrir “si el público de hoy es bailón o no y atender las peticiones que demuestren cierto criterio y que muchas veces te hacen ver las cosas de otra manera”, comenta. De todas formas, admite que “en muchas otras ocasiones te tienes que reír de la mierda que te piden, que por otro lado no pega nada con lo que estás poniendo”.

“Que me guste a mí”

Salvo raras excepciones, una de sus condiciones para poner un tema es “que me guste a mí. Si no me dice nada, dudo que pueda trasmitir algo a los demás por muy buena que sea la canción”. No es mala filosofía para un artista que, por encima de todo, pretende gozar con la música, crear combinaciones con sentido y favorecer la diversión.

Música y alcohol

Para muchos, pasarlo bien es sinónimo de beber hasta no poder más, pero nuestro protagonista asegura que “rara vez he tomado alcohol mientras pongo música, aunque alguna cerveza que otra sí que cae. Es bastante gracioso estar completamente sereno e ir viendo la evolución de la borrachera de algunas de las personas que están en el bar”.

Frescura e inexperiencia

Vicendj afirma que le gustaría empezar a moverse por algún garito de Madrid, pero advierte que “no quiero que eso repercuta en la idea que tengo ahora sobre lo que hago”. Y se explica: “Lo hago únicamente porque debo ser el que más disfruta del bar en ese momento y me gustaría mantener siempre toda la frescura e inexperiencia de alguien que está empezando”.

6 Comments

  • Pacocha dice:

    Buena filosofía, Vicendj! Ya he visto que este viernes actuas en el Peppers. Aunque vivo en Las Rozas, intentaré dejarme caer por Getafe.

  • dobece dice:

    yo este viernes no puedo ir, tengo un compromiso al dia siguiente.
    animo.

  • Elena dice:

    Es genial

  • Rebeca dice:

    Yo también me apunto, después de lo leído, no puedo hacer otra cosa que ir a escuchar y bailar tu música.Ya os contaré cómo lo he disfrutado.

  • ana dice:

    Yo he tenido la suerte de visitar el bar en numerosas ocasiones y corroboro lo que en este post se dice, el baile está asegurado. Cada vez que voy y salgo del Peppers, tengo en la cabeza unos cuantos temas, nuevos o no, que suenan a lo largo de la semana.

    Gracias a los dos.

    Ana.

  • Marta dice:

    Enhorabuena por esta faceta de tu vida que te da tantas satisfacciones. es un lujo poder dedicarte a una actividad que te llena de energía, te hace disfrutar y la puedes compartir con los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *