La escuela de los Djs

Como todas las formas relevantes de cultura, la música de los Djs es el resultado de un talante creativo y abierto, que reditúa en arte bueno y disfrutable. Millones de aficionados en el mundo pueden atestiguar la intensidad del mensaje que pueden lograr estos virtuosos de las consolas, las cajas de sonidos, y los sintetizadores de vanguardia. Y aunque hemos visto que mucho de ello se debe al talante libre y espontáneo que poseen los Djs, esto no quiere decir que sea una actividad sin rigor alguno, que no requiera de un esfuerzo y una preparación tan ardua como constante. Veamos en lo siguiente hasta qué punto puede ser apto de enseñarse el oficio de Dj.

Una idea grandiosa

Hacia finales de los setenta en la ciudad de México, dos hermanos establecieron un pequeño negocio de luces y sonido para dar servicio en eventos y reuniones. Aficionados a la música mezclada estos jóvenes progresaron en su empresa, orientándola hacia lo musical, hasta que por fin lograron su primer contrato para ambientar una prestigiosa discoteca de la capital mexicana. A la postre, en 1993, después de casi dos décadas de prosperidad ganada con constancia y esfuerzo ininterrumpido, Arturo García y su hermano, conocido en el medio como Dj Pollo, decidieron establecer la primera escuela de Djs en el mundo. Una idea genial y de gran valor para los seguidores de la música electrónica y sus derivados.

Academia para los Djs

Cientos de personas acudieron a la convocatoria de la Djs School, todas interesadas en aprender los secretos y las técnicas de la mezcla musical. Varias televisoras a nivel nacional se interesaron en las labores de la Djs School y le brindaron la amplia difusión que merecía. Al cabo de poco, las primeras generaciones de egresados ya lograban presentarse masivamente en centros nocturnos de alto nivel, tal es el caso de las exitosas presentaciones efectuadas por los alumnos de la Djs School en Nueva York de 1999 a 2001, y en Londres, en el año de 2002. Incluso se les ha encomendado su participación activa en eventos masivos realizados en estadios deportivos y plazas de toreo, con llenos desde los 40,000 a los 110,000 espectadores. Los aficionados a la música electrónica destacan la creatividad inspirada que demuestran estos estudiosos, en el desarrollo de ambientes sonoros.

Aproximadamente la Djs School ha preparado a 3,500 mezcladores, que hoy laboran profesionalmente en sus distintos países de origen, como México, Argentina, Chile, Perú, Costa Rica, Honduras, Guatemala, España, Francia y Alemania.

Más información en: http://www.djsschool.com/

7 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *