Massive Attack: hacia una electrónica social

Foto de la web: www.dentromusica.com

Foto de la web: www.dentromusica.com

En los temas de Massive Attack se actualiza el mejor reggae, justo el que hizo furor hace algunas décadas, por medio de una revitalización del estilo jamaiquino con un toque de dub y el sentido del break-dance: el resultado, una vivencia rítmica solo aludible por el término “trip-hop”.

Aunque los integrantes de esta banda no han aceptado plenamente etiqueta alguna para sus creaciones, es inevitable aceptar que una noción tan hermética como original se aviene bien con su tendencia “graffitera” musical. Las dificultades y anhelos rotos del urbanita, la desesperanza de todo fenómeno social de nuestros días, se asoma en cada una de sus canciones, que parecieran emular las elegías de un Teognis paria, perdido en el futuro.

La ruta hacia el subsuelo de nadie

En su primer álbum, Blue Lines, lanzado en el año 1991, se puede apreciar una música de tipo bailable, lenta y en “downtempo”. Del mismo modo sorprendió su voz aguardientosa, áspera y punzante, difícilmente confundible, que luego imitarían estrella como Tricky. Tan original fue su manifiesto que el ingeniero de sonido que los acompañaba se lanzó poco después por cuenta propia al fundar el grupo Portishead.

Massive Attack, por su parte, transitó hacia una vía más oscura con su siguiente producción en 1997, titulada Mezzanine. De este producto se desprendieron sencillos tan interesantes y complejos como “Group Four” o también “Superpredators” e incluso “Reflection. A la postre, en 2002, llegaría el album 100th Window, hondo y ambiental; y luego la esperada banda sonora de la cinta Danny the Dog , en 2004.

El secreto a voces del barrio

La clave del éxito de Massive Attack se funda en su sensibilidad al fracaso del instante citadino, esa vivencia que nunca se captura, sino que se transforma en un pequeño foso sin fondo, en donde el existente se vacía disgregado, en la añoranza de lo que nunca tuvo, pero que nunca dejó de soñar. Sin duda que Robert Del Naja y Grant Marshall nos tienen aun muchas sopresas deparadas en su siguiente producción, que se conoce con el título, aún tentativo, de The Weather Underground.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *