Música Industrial

La máquinas están capacitadas para construir ruidos de manera azarosa o bien, inarmónicos. Con la utilización de este nuevo sistema se generó un nuevo ritmo conocido como música industrial. Sus principales referentes, allá por el año 1970 fueron: Throbbing Gristle Wavestar y Cabaret Voltaire. Cuando surgió este género se caracterizó, principalmente, por utilizar la experimentación a travás de instrumentos diseñados por las propias bandas, cuya mátriz principal eran y son los sonidos de máquinas, las repeticiones y las modificaciones de sonidos mecánicos. La mixtura de dichos componentes dan como resultado una música pesada y con muy poca melodía. En sus origenes, el género Industrial, sólo hacía referencia a la música fundada por Industrial Records junto a sus artistas relacionados. A medida que fue pasando el tiempo, se comenzó a utilizar para representar a todos los artistas que estuvieran influenciados por el movimiento original y, también, a aquellos artistas que empleaban una estética industrial.

Influencias

Originalmente se otorgó la creación de la música industrial al género punk, debido a que expresaban nuevos aspectos melódicos y ejecutaban sus instrumentos de manera poco usual. Además, por ese tiempo, diversas bandas, con estilos disímiles, compartían giras y escenarios como The Clash con Suicide o los Slits considerados como un grupo dadaista. Toda esta mixtura fue generando expectativas diferentes con una rítmica y utilización del sonido distinta. Sin embargo, esta subcultura o extraña música surgió mucho antes que el punk y, aunque no había explotado al máximo sus recursos, se había establecido como un nuevo y raro género. La unión entre la música industrial y el punk se conforma por el deseo a la negación y, especialmente, por romper todo tipo de reglas establecidas. Pero sin duda, su punto más fuerte, es la manifestación de descontento.

Representantes de la música Industrial

Maurizio Bianchi
Cabaret Voltaire
DAF
Einstürzende Neubauten
John Foxx
Front 242
The Human League
Nitzer Ebb
Throbbing Gristle
Vice Versa
Esplendor Geométrico

Varios artistas que trabajaron en la música Dub, comenzaron a ineresarse por la música electrónica e industrial. Uno de los más destacados es el productor Adrián Sherwood con su disco On-U que representó la estética indutrial durante los años ochenta. Por su parte, Charles Dodge utilizó el recurso de las voces en conjunción con electrónica rudimentaria. George Cumb, en cambio, experimentaría utilizando instrumentos acústicos con distorsión eléctrica. En los 90 un giro importante ocurre en la música industrial. Las bandas tales como Ministry y Nine Inch Nails, realizan sus propias variaciones del industrial que repercute de manera masiva y alcanzan un nivel más alto de audiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *