Música por ordenador

Se basa en la utilización de la tecnología digital. La música que utilizaba dispositivos analógicos, es la creada mediante el corte y pegado de cintas; también usaba grabadoras. En la actualidad los afamados ordenadores archivan la información de manera digital. En la década 1960 los términos empleados para música electroacústica y por ordenador hacen referencia -aunque no de forma constante- a la música analógica y a la digital. Esos términos, en la actualidad, se utilizan de manera igualitaria; esto se debe a que casi toda la música electrónica se basa en la utilización de tecnología digital.

A la orden del día

Muchos de los compositores modernos trabajan con música electrónica y en una gran variedad de estilos. Por lo general, la tecnología digital, permite en ciertos casos, crear una música para cinta
magnetofónica que explore los sonidos del entorno natural. Gracias a ello, el compositor francés Luc Ferrari ha escrito una serie de piezas: Presque Rien nº 1-3, en la cual utilizó grabaciones directas del sonidos capturados del mar o del campo.

Otros compositores, como Denis Smalley en el Reino Unido o el argentino Horacio Vaggione, continuar con la tradición de la música concreta; esta técnica se trata específicamente que los sonidos grabados sean sometidos a un procesamiento y una edición muy intensos. Esta música, en la cual prevalece que los sonidos grabados sean tratados como objetos sonoros abstractos, se lo conoce como acusmática. Por otro parte, compositores como el canadiense Robert Normandeau, le dan importancia a cómo se presenta la música de cinta en una actuación. Por ejemplo, su obra Spleen (1993) debe interpretarse con varios altavoces.

Avances futuros

La música electrónica, pese ha ser un campo muy nuevo de la música en general, se ha adaptado de manera muy eficaz a los rápidos avances tecnológicos. Durante los últimos años se produjeron grandes avances en la tecnología interactiva y multimedia, que tuvieron una enorme influencia en el carácter de la música electrónica y en su interpretación.

Además, la excelente disponibilidad que ofrece la tecnología de comunicaciones como Internet y otras redes informáticas ha beneficiado y permitido a los diversos compositores intercambiar programas de música, así también como sonidos grabados. Se pueden estimar ciertas diferencias tecnológicas y, especialmente, estéticas con respecto a la música convencional, pero se deberá observar este género de forma aislada.

En la actualidad, ha sido un verdadero auge y son muchísimos los seguidores y practicantes de este género; los cuales determinan a la música electrónica como una parte del todo que compone la música. Son muchas las obras que fusionan sonidos electrónicos y acústicos (instrumentales).

Además, en este género, es muy común que los compositores trabajen a la par con otros
medios como el video, el cine o la danza. El día de mañana, si la tecnología electrónica esta completamente integrada a todos y cada uno de los compositores, quizás la música electrónica deje de llamarse así.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *