Sintetizadores e instrumentos de música electrónica

En los inicios del siglo XX se crearon diversos intrumentos electrónicos (Telharmonium o el Theremin), pero su construcción era muy precaria y complicaba el funcionamiento y desarrollo del mismo. Para la década del sesenta, los sintetizadores e instrumentos electrónicos con amplificación se perfeccionaron en todo sentido. Sin duda, los primeros sintetizadores electrónicos fue la computadora central RCA, que ofrecía todos los recursos necesarios para generar y modificar los sonidos por medios electrónicos. Luego se comenzaría a producir sintetizadores que utilizaban el control de voltajes. Básicamente consiste un medio electrónico para alterar el tono o el volumen; se usaba para crear, filtrar y modificar sonidos electrónicos. Seguidamente, aparecerían los sintetizadores que ofrecían una serie de sonidos y efectos pregrabados; fueron muy utilizados con propósitos comerciales, desde anuncios de la televisión hasta la música para películas de ciencia-ficción.

Primeros instrumentos electrónicos en los 60

Un aporte significativo al crecimiento de la música electrónica en vivo fue, también en la década del sesenta, la aparición de instrumentos musicales electrónicos. Gracias a ello, la creación y manipulación electrónica del sonido se produce en tiempo real (se crea y se toca en el momento). A partir de allí, se sucedieron numerosos grupos de música electrónica en vivo y, en su mayoría, interpretaban música improvisada de carácter teatral. Recientemente, gracias a la revolución tecnológica, aparecieron numerosos instrumentos electrónicos y programas de ordenador diseñados exclusivamente para las actuaciones en directo.

En este sentido se destacan el músico y diseñador de instrumentos Michel Waisvisz, que realiza sus trabajos en los estudios STEIM de Holanda, y ha inventado diversos instrumentos como The Hands (las manos), el cual se ejecuta a través de las manos del intérprete que activa sonidos complejos y permite manipulaciones sónicas. También sobresale el compositor-intérprete estadounidense George Lewis quien armoniza la improvisación al trombón con programas personalizados de composición por ordenador que trabajan de forma simultánea.

El sintetizador, fundamental

En los cincuenta y, gracias a la evolución del sintetizador y la guitarra eléctrica, proporcionaron un gran crecimiento en el mundo del pop y la música rock. Estos avances tecnológicos fueron absorbidos por grupos como The Grateful Dead, Pink Floyd y la Velvet Underground.

Ya para la década del ochenta se creó una nueva forma de trabajar con instrumentos de música electrónica que apunta principalmente al mercado popular: el célebre MIDI (interface digital de instrumentos musicales). El MIDI otorga la posibilidad a los sintetizadores y a otros equipos comunicarse entre ellos a través el envío de instrucciones digitales. Un intérprete que utiliza el MIDI puede provocar que varios sintetizadores respondan cuando se toque uno de ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *