Sonidos extremos (Sónar 2008)

El festival vanguardista, Sónar 2008, se caracterizó por disponer de tres líneas básicas de programación, pero, sin duda, prevalecerán los sonidos extremos y horizontales.

Una de las partes está representada por artistas que son muy sólidos or su trayectoria y, principalmente, indispensables para delinear un festival indiscutible de la electrónica internacional de arte y ensayo. Por otra, se destaca la escena japonesa de Osaka que se caracteriza por desafiar todas las normas establecidas. El método que usan es la revolución del ruido y el hardware analógico. Y, la tercera de las propuestas y la más agitada de todas, tuvo que ver con la música nacional, debido a que este festival, le otorga especial atención.

Artistas de primer nivel

Grandes artistas se presentaron en el Sónar 2008, entre ellos, Pan Sonic que ofrecieron una impresionante descargas de ritmo y ruido presentando su álbum “Katodivaihe”. Por el otro extremo estuvo la sofisticada deconstrucción de la voz humana (pregrabada) manipulada por COH Plays Cosey, mientras que Ivan Pavlov trabajó con la voz de la proverbial Cosey Fanni Tutti (Throbbing Gristle, Chris & Cosey). Este impresionante festival se caracterizó por el buen gusto y la variedad de artistas. Además de los que mencionamos anteriormente, sobresalieron los californianos Matmos que presentaron su delirante utilización del sintetizador con el flamante “Supreme Balloon”.

En el caso de Yellow Swans presentó ppor primera y única vez en España, la increíble fusión de noise, rock y psicodelia. Esta sobresaliente mixtura de estilos, los ha tranformado en uno de los grupos más elogiados por la crítica especializada en los últimos tiempos. La sensación de la temporada fue y es Deepchord, que se encargaron de suministrar una perfecta dosis de contemporaneidad al techno-dub de espíritu detroitiano y formas germánicas.

Tampoco faltó el género musical que se lo conoce como Gameboy Gabba Noise, que fue el encargado de tranformar y dar vuelta todos los escenarios, gracias a la presencia de la ZX Spectrum Orchestra y la Osaka Invasion. Éstos últimos contaron con la presencia de Dj Scotch Egg, Ove Naxx, Bogulta y Maruosa. Sin duda, no faltó el ruido, la velocidad, el punk y el sonido de 8 bits para bailar a ritmo de videojuego gamberro.

Por último, España está transitando uno de los mejores momentos si se refiere a diferentes estilos musicales relacionados con la música electrónica. Algunos de los artistas nacionales que particiaperon del festival fueron: Miguel Marín que mostró su proyecto Árbol y recreó su afamado “You Travelled My Heart Inside Out”. Por su parte, Deefried acortó distancias entre ruido y melodía; y el noise-jazz de Za se relacionó perfectamente con el avant-rock de Nisei, ya que presentaron el experimento Nisei vs Za.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *