Tecnología Digital

Hace más de una década que la tecnología digital se hace presente en todos los ámbitos de la creación musical. En la actualidad abarca mucho más géneros que el techno o el hip hop. La utilización de sintetizadores, cajas de ritmos y todo tipo de dispositivos que alojan millones de procesadores, sistemas operativos, ROMs, RAMs y disco duros. Estas nuevas herrammientas –de cualquier sistema operativo- las aplican en sus producciones desde los Chemical Brothers hasta los indescriptibles hermanos Ten.

Por su parte, en los estudios profesionales de grabación, las grandes mesas de mezclas y los magnetófonos comienzan a ser relegados por sistemas digitales como Pro Tools, que brindan la posibilidad de grabar, ecualizar y añadir efectos; todo dentro de un ordenador. Los entendidos en tecnología digital aseguran que, gracias al bajo costo de los componenetes y al continuo aumento de potencia de los procesadores, no faltaría mucho tiempo para que se pueda producir discos con calidad profesional utilizando una PC doméstica. Gran parte de este adelanto tecnológico proviene de los productos realizado por dos compañías europeas como es la alemana Native Instruments y la sueca Propellerheads.

El programa más conocido de Native Instruments es el Reaktor

Varios artistas renombrados como Orbital, Depeche Mode o Jamiroquai utilizan este sistema. Pero, en su mayoría, es empleado por miles de músicos independientes de todas partes del mundo. La idea principal de los creadores de este programa era comprobar si la potencia de los últimos procesadores domésticos podía ser capaz de reproducir la actividad de los sintetizadores clásicos diseñados por compañías como Roland o máquinas caras. Y así fue, Reaktor ha alborotado la forma en que se utiliazan los ordenadores en la composición musical, entre ellas, porque el programa no sólo reproduce el sonido de aparatos ya existentes sino que también brinda la posibilidad de crear desde cero nuevos sonidos, que pemiten la continua innovación de nuevos e inéditos estilos de música electrónica.

A pesar de sus excelentes aplicaciones

El programa resulta bastante difícil de manipular. Es allí donde aparece su acérrimo competidor, Reason, que pretende superar las dificultades que birnda el Reaktor. Reason es mucho más sencillo y su idea principal es la de llegar a todos los públicos. No es necesario ser un virtuoso para manejar este programa, ya que en un solo paquete, encontrará todas las herramientas que existen en un estudio de grabación verídico.

En la actualidad es muy sencillo disponer de un estudio de grabación en casa

Sólo necesitará un PC que esté lo suficientemente actualizada para comenzar a crear, ya que los programas cuentan con sintetizadores y cajas de ritmos virtuales hasta sampler (aparato que nos permite recrear sonidos de orquesta y otros instrumentos reales). Todo se trabaja desde una mesa de mezclas central, que le permitirá incorporar graves y agudos, procesar los sonidos con efectos de eco y reverberación. Además podrá tener tantos sintes y samplers virtuales como la potencia de su ordenador le permita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *